Compartir

Prófugo de la justicia Juan Antonio Nemi, multifuncionario del duartismo, habrá de enfrentar una carpeta ministerial que lo retendrá al menos en año en Pacho Viejo, por fechorías cometidas en el DIF y la Secretaría de Salud.

Nemi está envuelto además en el asunto de las “empresas fachada” y un tema no del todo aclarado, su alianza con la vocera de Javier Duarte, Gina Domínguez, así como no haberse presentado ante la fiscalía en días anteriores por cuyo desacato tiene una orden de aprehensión.

Así, quien se dice inocente de acusación alguna, en los próximos días será presentado ante un juez.


 

Ha trascendió que su Talón de Aquiles es la torre Pediátrica en cuya construcción se esfumaron más de 12  millones de pesos, lo cual ha lugar a delitos por delincuencia organizado, abuso de autoridad e incumplimiento de un deber legar.

Por lo pronto confirman fuentes de la Fiscalía General de Veracruz que ya fue ubicado y así, tras su aprehensión, dejará de tener matices su vida pública al quedar documentadas presuntas fechorías.

El ex de todo, sin embargo, desde la clandestinidad se califica de inocente y ser víctima de una campaña de prensa en su contra cuando lo único que provocó tras su necedad por destruir a una prestigiada periodista en los últimos tres años, Claudia Guerrero, fue desacreditarse ante la prensa veracruzana en su contra.

Nemi como poderoso funcionario se fue con todo contra quienes se atrevían a publicar notas contrarias a sus dichos, ello con tal arrogancia que solo dio lugar a la crispación en su relación con los medios.

En los hechos su paso sexenal por el DIF, las secretarías de Salud y del Secretariado del Sistema del Consejo Estatal de Seguridad Pública dejó serias dudas por presuntos desvíos por 41 millones de pesos por compras inexistentes.

Y lo que en un principio parecía un tema menor, las empresas fantasma,  se convirtieron en la punta de la hebra de un monumental fraude que podría alcanzar los cuatro mil millones de pesos.

Fue en el DIF donde se abrió la puerta al “Grupo Balcano”, beneficiario a lo largo del sexenio de más de 450 millones de pesos a cambio de nada. Es decir, se compraban sin comprar sistemas de agua, estufones, tanques de gas, mochilas escolares, material deportivo, granjas ecológicas y toda suerte de suministros materiales para las familias veracruzanas.

“Prefraco”, “Ravsan. Servicios Múltiples”, “Abastecedora Romcru” y “Centro de Recursos de Negocios Cerene” y “Anzara”, tras sus fachadas sirvieron para los desvíos millonarios.

De todo ello estaba enterado el director General del DIF-Veracruz, Juan Antonio Nemi Deb, quien, sin embargo, refuta que nunca participó en esos bisnes.

“No hay ningún documento firmado por mí. No asistí a ninguna reunión. Jamás tuve trato con proveedores. No tuve ninguna participación, de ningún tipo”.   

Esa sola declaración dio lugar a la sospecha y a que se abriera una carpeta de investigación para deslindar su responsabilidad administrativa por delincuencia organizada y ausencia de deber legal.

Juan Antonio Nemi, mientras estuvo al frente del Sistema DIF, según comprueba la Fiscalía, siempre supo de las contrataciones y compras no entregadas a comunidades vulnerables alguna ya que solo fueron compras inexistentes al igual que sus entregas.

Quedó pues claro para la autoridad que el señalado asumió una responsabilidad directa en el ejercicio de los recursos públicos asignados al DIF y “Es responsable solidario de sus acciones inherentes”. 

Hasta el momento a la autoridad no le ha quedado del todo claro por qué si en 2011 se “invirtieron” 41 millones de pesos en compras DIF para los pobres y en 2012, 500 millones en más compras virtuales, de papel ¿por qué no se enteró Nemi y si se enteró por qué no denunció o renunció?

“Suministros Maxbec, desde la era Fidel, ha proveído medicamentos a la Secretaría de Salud, en el 2011 el DIF invita a esta empresa fantasma a concursar y gana.

La empresa Centro de Recursos de Negocios “Cerene” que ganó 5 millones y medio por venderle al DIF granjas ecológicas, obtuvo otro contrato en 2012 por 5 millones 252 mil pesos para abastecer productos multivitamínicos al DIF.

Posteriormente recibió un contrato por 25 millones de pesos para realizar una campaña de publicidad del gobierno de Veracruz en Estados Unidos y seis empresas fantasma fueron boletinadas por la Secretaría de Hacienda por sus irregularidades fiscales, pero sobre todo porque jamás entregaron los pedidos comprometidos.

¿Eso tampoco lo supo Nemi?     

Y acaso desapercibido pero no menos importante, el dicho de Juan Antonio Nemi Dib, quien al día siguiente de la aprehensión de Gina Domínguez, declaró que que “nada tengo que ver con ella”.

De pronto olvidó sus alianzas en los años del gloria a partir del 2010; le dieron amnesia sus repetidos negocios; esa empresa que formó y le cedió para que continuara el flujo millonario; sus pactos y consejas infames para lastimar a periodistas críticos y todos los beneficios en abierto y en lo oscurito que recibió de ella.

Juan Antonio Nemi Dib, es de todo inocente.., según él.

No hizo nada malo a su paso por el IPAX. Tampoco tomó un centavo del DIF. En la Particular del Gobernador fue impoluto. Cuando estuvo al frente de la Secretaría de Salud el sedicente sostiene que fue traicionado y ya como secretario Ejecutivo del Consejo y Sistema Estatal de Seguridad Pública solo vio pasar el dinero federal sin robarse un peso (?)

De los beneficios que recibió de Gina  Domínguez también se hace a un lado.

En repetidas denuncias periodísticas se asegura que Gina utilizó su cargo para beneficiar con contratos y convenios a una empresa de medios que luego pasó a ser de su propiedad y a tres radiodifusoras que ahora controla editorialmente, “siendo uno de los socios, Nemi Dib”.

De las ganancias mal habidas que recibió de Gina  Domínguez también se desmarca a pesar de la denuncia periodística del portal “Animal Político”, que publica un reportaje  que lo señala como uno de los beneficiarios de medios por parte de la ex vocera de Duarte.

En el documentado reportaje se asegura que Gina utilizó su cargo para beneficiar con contratos y convenios a una empresa de medios que luego pasó a ser de su propiedad y a tres radiodifusoras que ahora controla editorialmente, “siendo uno de los socios, Nemi Dib”.

“Servicios Especializados de Comunicación en Imagen S.A. de C.V. (SECI) recibió al menos 17.2 millones de pesos entre 2013 y 2016”, a lo que Nemi ha reconocido que sí tenía constituida una sociedad por acciones (Servicios Especializados de Comunicación en Imagen S.A. de C.V.) con Miguel Ángel Gutiérrez Garduza, ex subdirector de recursos materiales de la SS y con Enedina Díaz Morales, ex colaboradora suya tanto en la SS como en el DIF Estatal.

No obstante “nunca se utilizaron las acciones. Literalmente se la regalamos a Gina”, respondió.

¿Le regalaron la empresa?.. Vaya, vaya.

Fiero y altanero cuando le preguntan por sus propiedades en Xalapa y Puebla y no acepta la menor critica o responsabilidad cuando es señalado… y lo paradójico, el señor Nemi se manifestó en repetidas veces dispuesto a comparecer ante la Fiscalía, prefirió huir.

Hoy está ubicado.

Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo

entradas relacionadas