Compartir

No hay que perder la memoria, para no repetir los errores. Nuestros políticos, apuestan a ello y caminan por la vida, sin rubor alguno. Saben que los escándalos mediáticos, duran lo que los que pagan quieren. Hasta donde les conviene o negocian. Las ofensas infringidas a la comunidad, no deben ser olvidadas.  No dejar pasar a ningún infractor de la ley. La impunidad, producto de la corrupción, es lo que afecta al sistema de justicia. Lo inhibe ante el mandato o la compra de los victimarios. Por ello vemos como sujetos que han saqueado las arcas públicas- llevado a la quiebra a varios estados- no han sido juzgados. La sociedad organizada, debe exigir que esto se transforme. Los partidos políticos, son hacedores y protectores de verdaderos vándalos. Los forman y forjan en las lides delincuenciales, que acostumbran para hacerse del poder y realizar lo que se les antoja. Debemos estar alertas, para que esto ya no suceda.

***Así rescatamos el caso del corrupto rector de la UX, Carlos García Méndez, quien fue secretario de Desarrollo Económico y Portuario (SEDECOP) en el fidelato. Se consideraba lo más gris que había pasado por ahí como titular, pero como administrador de sus bienes fue brillante. Tenía a más de una docena de sus empleados, incrustados en la nómina de la institución.  Aprovechaba los programas de apoyo a los empresarios, como el FIRME, para auto asignarse millones de pesos, en supuestos proyectos productivos; empresas fantasmas. Les cobraba un alto porcentaje a los empresarios, para apoyarlos.  Varios más fueron los negocios, como un jugoso convenio para su periódico.  Usaban el presupuesto de la institución, durante las campañas electorales, y desde ahí operaban para el PRI. El llamado “Mil Amores”, tiene un largo historial. *** El asunto es que ahora, ante la posibilidad de que Américo Zúñiga Martínez vaya a la dirigencia del PRI estatal, García Méndez lo sustituiría.  Sería aberrante, pues todos saben cómo creció su Universidad- considerada “patito”- a través de malos manejos.  Está impedido no solo físicamente -por lo grave de su enfermedad- sino por sus corruptelas como funcionario público. No se le puede fincar responsabilidades, pero el delito lo cometió. *** La cínica sonrisa del pillo de Vicente Benítez en libertad y con fuero, es una de las cachetadas más fuertes que han recibido los veracruzanos, del gobierno actual quien le protege. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.


 

entradas relacionadas