Compartir

* Oleada de sangre en Veracruz  * Reacción por los operativos: MAYL  * Eva Cadena: que Morena no vote  * Los nombres que guarda  * Potro: pudo ser pasional  * Influyente dama y agraviado político  * Pluviales: niegan suspensión definitiva al cabildo  * Cárcel aunque ya no sean ediles

Quiéralo o no, Yunes está ya en zona crítica. Lo increpan los cárteles y hasta los halcones y hasta los estacas. Detonan una oleada de violencia con saña brutal, mutilando víctimas y dispersando sus restos por todo Veracruz, mientras el gobernador pregona que el pleito es de dos, los malos que matan a los malos. Y nada más. Cada quien, pues, que responda por sus muertos.

Vive Veracruz el peor baño de sangre en lo que va del yunismo, percibiendo la delincuencia en la caída de sus líderes y el desmembramiento de sus bandas, el fin de la impunidad, perdiendo el control de territorios, de enclaves y de cotos de poder, el estado ideal al que Javier Duarte, en sus días de gobernador, los llevó.


 

Sacude a Miguel Ángel Yunes Linares saber que tanta sangre duele, reiterando que el tema es de narcos muertos por otros narcos, ajuste de cuentas, ejecuciones entre los que operan para y con el crimen organizado.

Sacude a Veracruz saber que hay otras víctimas, que son ciudadanos de a pie, que no militan en la delincuencia, queriendo vivir bien y en paz, y que mueren por una bala perdida o son levantados sin saber por qué.

Así pues, los narcos que se encarguen de sus muertos y que Yunes haga el recuento de los suyos, los inocentes.

Día 20 de junio, día crucial. Relata el fiscal Jorge Winckler Ortiz que los operativos ya han diezmado a los cárteles, desarticulando bandas enteras, siendo detenidos líderes de alto nivel y acabando con el estado de impunidad.

Su exposición muestra hechos, detenidos, zonas de influencia, a qué actividad delictiva se dedicaban, la identidad reservada, la integridad de sus víctimas, las que pudieron ser rescatados y están a salvo.

Refiere Winckler que el golpe se da en Álamo, Pánuco, Poza Rica, El Higo, Pueblo Viejo y Tempoal, el norte de Veracruz, las áreas en que los malosos por años habían desatado el terror.

Diríase en el casino, “la casa gana”.

Horas después, la violencia se dispara, alcanzando niveles insospechados, equiparándose al arranque del gobierno de Javier Duarte, cuando 35 cadáveres fueron arrojados al pie del monumento al Volador de Papantla, en la zona turística de Boca del Río, a plena luz de día, cuando miles de automóviles circulan y las miradas de todos están ahí.

Golpea el operativo yunista en el centro y de inmediato viene la reacción, las ejecuciones, el levantón, las agresiones, el crimen.

En el centro de Veracruz se respira a muerte. Van sólo en junio 40 asesinatos con el sello del crimen organizado. Mueren dos personas a diario, a balazos, descuartizadas, principalmente en el corredor Ciudad Mendoza-Tezonapa.

Son reportes que estremecen, que estrujan por la saña y la brutalidad, por la mente extraviada que mata sin piedad, que cimbra a la sociedad.

Así lo cuentan los relatos periodísticos. uno de ellos, en el portal E-Consulta dice:

”Tan sólo en las últimas 24 horas, cinco personas —entre ellas una mujer— fueron asesinadas con características del narco en los municipios de Río Blanco, Ciudad Mendoza, Yanga y Córdoba.

“De acuerdo con las estadísticas de la Organización No Gubernamental Semáforo Delictivo, en junio de 2016 se cometieron 15 homicidios dolosos con arma de fuego en esta región. Es decir, hoy, a nueve días de que concluya el mes, la cifra aumentó 166 por ciento. 

“El primero de junio, en Amatlán de los Reyes, un hombre fue atacado a balazos dentro de un autobús de la línea ARS; aún con vida, fue trasladado a bordo de un taxi a un hospital de la ciudad de Córdoba, donde murió antes de recibir atención médica. 

“Horas más tarde, dos mujeres que reencontraban trabajando en un puesto de antojitos, fueron atacadas a balazos por un par de hombres que viajaban en una motocicleta. 

“Leticia R. M. de 41 años murió en el hospital y su compañera de trabajo, Trinidad R. de V., de 71, quedó herida de gravedad. 

“El día dos, un ruletero fue asesinado a balazos, luego de ser despojado de su unidad de alquiler por dos individuos que minutos antes habían atracado dos tiendas de conveniencia ubicadas en la colonia Antorchista, a la altura de la colonia La Quebradora, del municipio de Córdoba.

“En la congregación de Matatenatito, municipio de Omealca, fueron abandonados 19 bolsas y costales que contienen los restos de seis personas descuartizadas. 

“El hallazgo se registró entre unos cañales que conducen a La Balsa, cerca del lugar también se encontró un Taxi Tsuru número 85 del municipio de Omealca, incendiado. 

“El día tres, un hombre fue hallado ejecutado en la comunidad La Patrona del municipio de Amatlán de los Reyes; el cadáver estaba tirado en la Calle 5 entre avenidas 9 y 10, y a simple vista presentaba huellas de tortura.

“El día cinco, en ese mismo municipio, fue ultimado a balazos un empleado de limpia pública cuando se encontraba trabajando en calles de la colonia Concordia. El incidente se registró a las 16:25 horas del lunes, cuando el empleado José Antonio Romero, de 25 años, se encontraba recolectando basura en las diferentes colonias del municipio. 

“El día siete, un comerciante del mercado Revolución de Córdoba fue ultimado a balazos, el agresor logró escapar; se trató de Juan Romero Hipólito de 32 años.

“El día ocho, en Yanga, en la localidad La Concepción fue encontrado el cuerpo descuartizado de un hombre sobre la carretera que conduce a la localidad de Potrero Nuevo. 

“El día 10, el cadáver de una mujer de 16 años, la cual estaba amarrada de pies y manos, apareció en un cañal ubicado a un costado de la carretera de Córdoba a Tezonapa, a la altura de una congregación conocida como La Tranca, en el municipio de Yanga”.

En el sur es igual. Coatzacoalcos registra una oleada de violencia como la que se vivió en los últimos días del duartismo, levantando empresarios y profesionistas, secuestrados y sujetos a extorsión, a manos de un narco apodado El Caballero, más tarde ultimado por un comando.

Puerto Esmeralda vuelve a ser escenario de sangre. Un taxista es alcanzado y ejecutado. Un comando irrumpe en una cantina, descarga sus armas y mata a dos mujeres. Otro taxista, en Minatitlán, es ultimado dentro de su unidad, en el Playón Sur.

Cantarían en el casino, “la casa pierde”.

Ese mismo martes 20 un grupo de trabajadores que colocaba un anuncio espectacular, en Boca del Río, en que la Fiscalía General ofrecía una recompensa de un millón de pesos por información que lleve a la captura de peligrosos delincuentes, fue agredido. A punta de bala los amedrentaron, siendo heridos tres de ellos.

Cuatro imágenes con sus cuatro nombres y su alias, contenía el espectacular: Ricardo Arturo Pacheco “El Quino”, Alberto Hernandez Hernandez “El Power”, Arturo Valentín Zuñiga Guerola “El Pala”, y La Huga.

Entonces Yunes abordó el tema y reiteró que los capos están identificados.

Oficialmente el gobierno de Veracruz difundió vía boletín:

“El Grupo de Coordinación Veracruz informó que tiene plenamente identificados a integrantes de las organizaciones delictivas que operan en el Estado y que los hechos de violencia, registrados el día de ayer en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, son consecuencia de ello.

“Los integrantes del crimen organizado reaccionaron con violencia porque se sintieron descubiertos, pues hasta el día de ayer podían circular por las calles de Veracruz, sin que nadie supiera que eran delincuentes de alta peligrosidad”.

Otro reto lanzó el crimen organizado: bolsas con restos humanos, desmembrados, a unos metros de la oficina particular del secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié, la noche del martes 20. Y con ellos un mensaje:

“Deja de hacer pendejadas Tellez Marie o vas a acabar, asi no te dejare meter a tus amigos los Zetas como en Poza Rica solo hacemos lo que tú no haces corrupto ineficiente” Z (sic)”.

Un golpe efectista.

Hurga Yunes en la identidad de los malosos, en su modus operandi, en sus zonas de influencia y los criminales responden con fuego.

Le falta revelar al gobernador quiénes les dan protección a los malos, los grupos políticos que se hablan de tú con los delincuentes, los que atizan el fuego e incendian Veracruz, la fidelidad y el duartismo que aún respira, o el secretario de Seguridad, Bermúdez, o el ex fiscal Luis Ángel Bravo, que debiendo aplicarles la ley en sus días de poder, los hicieron cómplices y aliados, les allegaron policía, les dieron salida en las áreas de procuración de justicia.

Yunes no explora en esa parcela. O ya exploró y lo guarda para apretar. Mientras, Veracruz se calienta, se incendia, se inunda de sangre.

No amaina ni amainará la violencia. Yunes está ya en zona crítica, enfrentado a los capos.

Hay muertos, más muertos que nunca. Hay muertos que, dice Yunes azul, son producto del choque de bandas del crimen organizado.

Hay otros muertos. Son los que cayeron por un levantón, porque requerían calentar la plaza, regar sangre para sacudir a Veracruz, o porque los alcanzó una bala perdida, o se los llevaron sin saber por qué.

Cada quien, el gobernador y los criminales, hará el recuento de sus muertos.

Archivo muerto

Guarda Eva Cadena nombres que tienen sin aliento a los dueños de Morena, los contactos del diputado Amado Cruz Malpica, los empresarios que aportarían a la campaña de la entonces candidata a la alcaldía de Las Choapas. Guarda Eva Cadena la identidad del verdadero contacto —que no es Alexis García— para la entrega del dinero, fajos de cientos de miles de pesos, que financiarían la búsqueda del voto y la aventura de Andrés Manuel López Obrador. Cuando su caso llegue a instancias internacionales se sabrá. Habla Eva Cadena en conferencia de prensa, este miércoles 21, en Xalapa. Admite que el desafuero es un hecho, pero repara en que Morena es juez y parte, y las otras fracciones parlamentarias en el Congreso de Veracruz también. Todas instruyeron que la Fiscalía General del Estado actuara y por principio constitucional, se deben excusar de retirarle el fuero. Su caso, señala Eva Cadena, debe ir al Congreso de la Unión. Y allá tampoco Morena podría votar, pues la denunció ante la Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales (Fepade). Cuestionada sobre el diputado federal Erick Lagos, el que le habría aportado parte del dinero en que aparece en uno de los videos que, editados, difundió el periódico El Universal, refutó: Rocío Nahle García, coordinadora de Morena en San Lázaro, sube a tribuna, dice que el de los dineros es Erick Lagos, luego que es Ana María Winckler, y así va tejiendo mentiras y más mentiras desde la Cámara de Diputados. Por más de 20 minutos habla Eva Cadena. Sustenta que ante el vacío legal —diputados que denuncian y a la vez retiran fuero—, el tema se va a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Cuando Eva Cadena se decida a soltar nombres, la identidad de los empresarios, el perfil del verdadero operador de su conflicto, Morena le pedirá paz… Más del Potro. Se recupera Antonio Cervantes Laguna, tras el atentado en plena vía pública, el lunes 19. Ninguna de las ocho balas que recibió el inspector de alcoholes y operador del tesorero municipal de Coatzacoalcos, Alfonso Morales Bustamante, interesó órganos vitales. Milagrosamente está vivo. Trasciende otro posible móvil del ataque: el pasional. Sábese de los romances del Potro desde sus días de juventud. Hoy, cuando cuenta ya 38 años, hay facturas no saldadas. En la pesquisa figura el nombre de una dama de notable relevancia en el medio político, única, cuya identidad se maneja con el mayor de los sigilos, cuyos efectos sacudirían al ámbito público, cuyos estragos harían trizas lo que queda del PRI. Caprichosa la señora. Caprichosa y despechada. Caprichosa e ignorada. No fue un improvisado el matón. De 10 disparos, ocho dieron en la humanidad de Toño Cervantes. Pero el milagro ocurrió. Y no fue un asesino solitario, pues mínimo uno conducía la camioneta mientras el otro jalaba el gatillo… Mal y de malas los ediles de Coatzacoalcos. Juez federal les niega la suspensión definitiva en el juicio de amparo 782/2017 con el que pretenden evitar ser multados por desacato al Tribunal de lo Contencioso Administrativo, al negarse a saldar el adeudo de casi 4 millones de pesos con la compañía Pluvial del Golfo —Pluviales— por la construcción del último tramo del malecón costero. Con fecha 20 de junio, el juzgado federal les reviró la maniobra y los coloca a un paso de la destitución. No hay suspensión definitiva y sólo les queda interponer un recurso de revisión, que seguramente les será negado, y de ahí al fondo del amparo, que terminarán perdiendo. Suponen los ediles, del alcalde Joaquín Caballero hasta el último de los regidores, 15 servidores públicos, que alargar el proceso legal y dejar el pago a la próxima administración municipal, de Morena, los eximirá de responsabilidad. Error suicida. Ante un hecho similar, la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó el encarcelamiento de todo los integrantes del cabildo de Nacajuca, Tabasco, por desacato, dos años después de haber concluido su gestión. Algo similar ocurrirá con los ediles de Coatzacoalcos. Alguien les contó que a partir del 1 de enero de 2018, ya la libraron. Alguien no les dijo que la acción penal los alcanzará cuando ya no sean autoridad…

mussioc2@gmail.com

mussiocardenas_arellano@hotmail.com

www.mussiocardenas.com

https://mussiocardenas.com/informe-rojo/114484/yunes-y-los-carteles-cada-quien-sus-muertos

entradas relacionadas