Compartir

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ocho meses después de que su propia madre, sin saberlo, exhumó sus restos humanos, este miércoles los despojos de Juan Carlos Martínez Hernández fueron entregados a sus deudos para sepultura legal.

“El Chino”, residente de Batamote, Guasave, con 20 años de edad, desapareció el 3 de noviembre de 2015 en compañía de Eleazar Núñez Norzagaray. Un grupo de policías de Ahome privó de la libertad a ambos jóvenes y desde entonces se desconocía su paradero, según información difundida por Ríodoce.

Nota Completa: http://www.proceso.com.mx/481129/madre-rastreadora-desentierra-a-hijo-fosa-clandestina-en-sinaloa


 

entradas relacionadas