Compartir

*Morena y el engaño a su gente. *Cuitláhuac, Rocío y Huerta ocupan a Morena para sus negocios. *Morenistas inconformes con la imposición de Hipólito. *Fesapauv y los préstamos a Duarte. *Fesapauv ahora financia a Morena. *Hipólito y el préstamo para su campaña.

La crisis de los partidos políticos en México, no es para nada nueva, sin embargo hoy la ciudadanía la reconoce de manera unánime e incluso éstos ocupan el último lugar de la confianza ciudadana en las instituciones. Esa crisis parece ser parte de una fractura más amplia: la de la democracia representativa, apoyada sólo por 37 por ciento de los mexicanos.

Los partidos políticos en México atraviesan una crisis interna y de credibilidad ligada al menos con dos factores, la ausencia de democracia interna y el desdibujamiento de su orientación ideológica, que impide al ciudadano común distinguir a unos de otros.


 

En la entidad veracruzana no estamos exentos de esta crisis partidaria, al contrario se acentúa más en un estado tan importante tanto en lo electoral, como en la producción de recursos.

Esta semana que termino, vivimos en nuestro estado un caso ruin, en una institución política que  se decía democrática y que se vendía como la esperanza de México.

Uriel Flores Aguayo, político de toda una vida de la izquierda xalapeña, nos narra cómo percibe un político esta crisis partidaria que vive Morena, en su artículo titulado  “Los partidos, Xalapa y la gente.”… “Es evidente que en la generalidad de los partidos políticos se ha acentuado el control copular, dejando en pocas manos, a veces en una sola persona,  la toma de decisiones sobre las candidaturas. De la mayoría no se esperaba algo distinto, desde hace mucho tiempo son estructuras membretarias dirigidas con métodos centralistas. Tal vez los únicos o más sorprendidos son los miembros de Morena, al ver que, sin tomarlos en cuenta, formalmente un grupo de notables desde la Ciudad de México, decidió sobre las candidaturas; su ruidoso descontento tiene que ver con las expectativas que les despertaron haciéndoles creer que su partido, por llamarlo de alguna manera, era democrático; su entrada a la política real, donde se juegan intereses concretos y sus fines justifican sus medios, es hasta cruel y los desestabiliza”.

Enrique Dussel investigador internacionalmente reconocido en el campo de la ética y la filosofía política, señala que la democracia representativa debe ir acompañada de una democracia participativa.

En su libro Carta a los indignados (La Jornada Ediciones) plantea: Sin la participación organizada que le fija los fines y fiscaliza su acción de gobierno, (la democracia representativa) se corrompe, cae en la impunidad, en la dictadura y en el monopolio político de los partidos.

Quizás esta sea la razón por la cual Morena se desdibuja en la entidad veracruzana, pero muy especial en la capital del estado que se había convertido en el bastión de los Morenos.

Y es que con una dirigencia partidaria endeble y cobarde  en la figura de Manuel Huerta, a quien esta semana un grupo de militantes inconformes, lo sacaron del baño, donde estaba escondido cobardemente para no dar la cara y explicar las fechorías realizadas por Roció Nahle y Cuitláhuac García, en la imposición de sus candidatos, con lo cual el partido de Andrés Manuel, se incendia.

Es inconcebible como Manuel, Rocío y Cuitláhuac, echen por la borda un proyecto de nación como lo es Morena, y  menosprecien  a sus militantes, tomando decisiones unilaterales y cupulares, al margen de esas bases o manipulándolas bajo esquemas de simulación, como lo fue la selección de candidatos para las presidencias municipales.

A Rocío se le señala por imponer en Medellín y Coatzacoalcos, se habla de fuertes sumas de dinero. De Cuitláhuac la que más merma es la imposición en Xalapa de Pedro Hipólito.

Los militantes del Partido de Andrés Manuel  López Obrador, se dicen engañados, burlados y hasta robados  por el dirigente estatal Manuel Huerta Ladrón de Guevara, en la imposición de los 212 candidatos de MORENA en el Estado.

Desde el sábado que se dio a conocer los 212 palomeados por Manuel Huerta, por recomendación de Rocío y Cuitláhuac, empezaron a salir las inconformidades en redes sociales, después en medios de comunicación y la toma de las oficinas del Comité Estatal.

El pasado jueves un grupo de militantes de Morena visitaron las oficinas de diversos abogados, buscando asesoramiento para hacer las impugnaciones sólidas contra el proceso interno de selección de candidatos, que independientemente de las definiciones jurídicas que podrían llevar a ese partido a reponer todo el proceso de selección, la exhibición de la muy rara forma de democracia en ese partido, podría causarle estragos, sin duda Manuel. Rocío y Cuitláhuac le deben una disculpa a la militancia quienes son los que les han dado con su voto el lugar que hoy ocupan, pero que también la militancia los puede borrar del mapa.

Como era de esperarse en el ambiente cavernícola que Cuitláhuac García domina ya de la policía veracruzana, impuso en la capital a su títere, pero Cuitláhuac se olvidó que al personaje que impuso en la capital del estado de Veracruz, Pedro Hipólito, tiene el antecedente de que en el 2013 fue candidato del PT a la diputación local por Xalapa, contraviniendo un acuerdo que en ese año distribuyó Andrés Manuel López Obrador hacia los integrantes del Movimiento, de no participar en los procesos electorales, porque Morena aún carecía del registro electoral, Pedro Hipólito, impulsado por Atanasio García, se lanzó a la candidatura por el PT, pero además lo hizo con tan desafortunada participación que logró menos del 3% del total de los votos, quedando en el último lugar.

Los militantes de Morena no quieren a Pedro Hipólito. Están molestos por la tomada de pelo de la dirigencia estatal de Morena.

La militancia tiene muy fresca en su memoria la acusaciones que el gobernador del estado Miguel Ángel Yunes Linares, hizo donde acuso al dueño de la franquicia de haber recibido dinero del corrupto Javier Duarte, para financiar a Morena, derivado de los chantajes de la toma de la presa Yuribia.

Pero también Miguel Ángel Yunes Linares, señalo que Andrés Manuel, se vio beneficiado por pactos con el ex Gobernador prófugo de Veracruz Javier Duarte de Ochoa, quien otorgo operadores políticos y dinero a la campaña de Cuitláhuac García, para buscar la gubernatura de dos años y le dio línea a Cuitláhuac para realizar la lista de los candidatos a la Diputación por Morena.

Este dato fue puntualizado en tiempo y forma por el candidato del PRI y Senador de la república Héctor Yunes Landa. Y fue el factor principal para la expulsión de Javier Duarte del PRI.

Hoy los negocios de Cuitláhuac, Rocío y Manuel, tienen a Morena desdibujado y mucha militancia le cobrara las facturas en las próximas elecciones que son vitales para este nuevo partido que se vende como la esperanza de México.

Pero hay un negocio más de Cuitláhuac García, involucran a Enrique Levet Gorozpe y el Fesapauv, para el beneficio del impuesto candidato en Xalapa Pedro Hipólito.

Recordemos que el Fesapauv, concedió millonarios préstamos a Javier Duarte para realizar operación política. Uno de esos préstamos fue dividido para que algunos sindicatos realizaran su movilización del voto, uno de estos sindicatos fue la 56 y 32 del Sente.

Esta vez el Fesapauv, está interesado en apoyar a candidatos morenos, pero no a todos, Xalapa, Veracruz, Boca del Río, Córdoba, Poza Rica y Coatzacoalcos, serán los beneficiados.

Tal parece que  los negocios en Morena pudieran ser su tumba, por ahora el desdibujamiento de Morena se ve a todas luces… Nos Leemos el próximo lunes donde daremos cuenta de estos apoyos.

entradas relacionadas