Compartir

* Se niegan a pagar demanda perdida ante constructora Pluviales

* Fueron multados y el área jurídico les ocultó la sanción

* Theurel violó el contrato; Caballero se resiste a realizar el pago


 

Coatzacoalcos.- A las 9:07 de la mañana, el miércoles 1 de marzo, inició el trámite para sancionar e inhabilitar a los 15 integrantes del cabildo de Coatzacoalcos por desacato al Tribunal de lo Contencioso Administrativo.

Joaquín Caballero Rosiñol y el cuerpo edilicio incumplieron con la sentencia emitida por la Sala Superior del tribunal, que determinó que debía pagar el contrato íntegro a la empresa Pluviales, S.A. de C.V. por la construcción de último tramo del malecón costero. El moto fue de casi 4 millones de pesos.

En el documento tramitado ante la Oficialía de Partes del Tribunal de lo Contencioso Administrativo, ubicado en Xalapa, se arguye en torno al desacato del ayuntamiento de Coatzacoalcos:

“No dio cumplimiento al oficio N°0898 (cuaderno de ejecución de Sentencia N°04/2017), haciendo caso omiso a tal requerimiento”.

El oficio hace referencia al artículo 332 del Código de Procedimientos Administrativos para el Estado de Veracruz, que señala: “Si no obstante los requerimientos anteriores, no se da cumplimiento a la resolución, la Sala Superior podrá decretar la destitución del servidor público responsable, excepto que goce de fuero. En este último caso, la Sala Superior dará vista al Ministerio Público, para los efectos a que haya lugar”.

La sentencia, de fecha 9 de febrero de 2017, señala que Pluviales acreditó ser titular del contrato Contrato BAN-013/13. Obra N°2013040959,  de fecha 22 de Mayo del año 2013, suscrito con el ex alcalde Marco César Theurel Cotero, quien sin cumplir con los procedimientos administrativos le arrebató la obra y se las adjudicó a dos empresas (ambas recomendadas por el célebre Jesús Antonio Macías Yazegey, padre de Karime Macías Tubilla y suegro del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, hoy prófugo de la justicia).

Cinco días después, el 14 de febrero, se emitió el apercibimiento a Caballero Rosiñol y su cuerpo edilicio para que cumplieran la sentencia que les fue adversa.

Inicialmente, el juicio interpuesto por Pluviales le fue adverso en la Sala Regional del Tribunal de lo Contencioso. Ahí labora Berenice de la Rosa Aguilar, hija del director Jurídico del ayuntamiento de Coatzacoalcos, Carlos de la Rosa López, lo que configura posible conflicto de interés.

Al recurrir la sentencia de la Sala Regional, el caso se turnó a la Sala Superior, donde al agotarse los alegatos, quedó demostrado que Pluviales tenía la razón y el ayuntamiento de Coatzacoalcos fue conminado a pagar los 4 millones que importa la obra por ser titular del contrato de obra.

Pese a que el alcalde de Coatzacoalcos, Joaquín Caballero, su director Jurídico, Carlos de la Rosa, y la regidora de presunta oposición, pero más servicial que los priistas, Nora Cortázar Luna, afirman que no hay posibilidad de que los ediles sean inhabilitados, el trámite realizado el miércoles 1 los deja en manos del Tribunal de lo Contencioso Administrativo por desacato.

El incumplimiento a la sentencia al negarse a pagar a la constructora Pluviales, provocó inicialmente una multa a los ediles de Coatzacoalcos por más de 3 mil pesos a cada uno. Del hecho no les informó ni el alcalde Caballero ni el área jurídica. Se enteraron cuando el despacho que representa a Pluviales les cursó copia de la sentencia del tribunal. Así consta en el acuse de recibo con los sellos de todas las regidurías.

En la sentencia, con el apercibimiento de multa, el Tribunal establecía un plazo de tres días para liquidar el adeudo. No hubo pago y los ediles seguían engañados.

Durante los días lunes 27 y martes 28 no hubo actividad en el Tribunal de lo Contencioso. De ahí que el miércoles 1 de marzo, a las 9:07 de la mañana, inició el trámite para la inhabilitación. Salvo el alcalde Joaquín Caballero como la síndica Alejandra Theurel, estarían exentos de la sanción, aunque sólo hasta el 31 de diciembre en que terminan su encargo o cuando se separen del mismo.

El jueves 2, en INFORME ROJO, se advirtió que ante la inhabilitación a los ediles propietarios, sus cargos serían cubiertos por los suplentes. Ellos son:

David Arreola Sam, regidor primero; Marisela Michel Pelayo, segunda; Raúl Madrazo Lemarroy, tercero (actualmente es secretario de Desarrollo Económico municipal); Moisés Carrillo de la Cruz, cuarto (el que encabezó los ataques contra el senador Fernando Yunes Márquez, hoy con licencia, el día de la elección de gobernador); Ángela Crisanto Pérez, quinta; Roberto Solís Ortiz, sexto. Fernando Oscar Sandoval, octavo; María del Rosario Solís Castilla, novena; José Emilio León Villa, décimo; Silvia Zurita Pascual, undécima; Hugo Bolívar Velasco Uscanga, doceavo, y Camelia Viveros Rivera, treceava.

El séptimo es Efraín Martínez Cruz, suplente de Víctor Esparza, quien dejó el cargo para despachar en la Comisión de Agua del Estado de Veracruz. Quedaría acéfala la regiduría séptima.

“Enredo grande el que armó el jurídico municipal, Carlos de la Rosa, cuya hija Berenice de la Rosa Aguilar es actuaria de la sala regional zona sur del Tribunal de lo Contencioso Administrativo. ¿Conflicto de interés? Sí. Mala consejera la estulticia, la necedad a ultranza. Lo que no resuelvan los tribunales estatales lo hará un juez federal. Y la sanción será mayor”, se publicó en INFORME ROJO.

Del caso se informó a la Auditoría Superior de la Federación, ya que los recursos afectados y hasta la fecha no pagados, son de origen federal.

entradas relacionadas