Compartir

De mal en peor el PAN, que en su afán de imponer lastre priista en las candidaturas a las alcaldías de Veracruz comienza a gestar una ruptura con el Partido de la Revolución Democrática.

Ocurre en Coatzacoalcos, en Alvarado, en Xalapa. El perredismo del puerto sureño se alebresta ante la inminente candidatura de Teresa King Cancino, proveniente del PRI y ligada al grupo empresarial encabezado por el ex alcalde Rogelio Lemarroy González y Oscar Fosado Monsalvo, socio de su esposo, Alvaro Ruiz, a su vez vinculados con el ex presidente municipal, Iván Hillman Chapoy.

En Alvarado, la insistencia de nominar a Marliz Platas, esposa del alcalde priista Octavio Ruiz Barroso, prendió las alarmas entre la militancia del PRD.


 

El caso más reciente fue la inclusión, de última hora, del priista David Velasco Chedraui en la lista de precandidatos perredistas a la presidencia municipal de Xalapa. Que se sepa, hasta el momento del registro, el ex diputado duartista no se había inscrito, lo que provocará su impugnación en los tribunales electorales.

Informes obtenidos entre líderes de tribus perredistas advierten que ante el juego sucio del PAN, es inminente la ruptura. Y que el PAN, si puede, gane las alcaldías de Coatzacoalcos, Alvarado y Xalapa.

entradas relacionadas