Compartir

​Pese a que la familia del Porky de Costa de Oro Enrique Capitaine Marín aseguró que el amparo otorgado por el Tribunal Colegiado lo pondría en libertad en unas horas, las autoridades aseguran que este beneficio sólo es para la revisión de los procedimientos legales que concluyeron en un auto de formal prisión.

Magistrados del Poder Judicial Federal señalan que el expediente que contiene las indagatorias, testimonios, pruebas y acusaciones en contra de Capitaine será estudiado para dar a conocer en unos días más si en efecto hubo una mala integración, lo que podría dar pie a su inminente salida de prisión.

Detallaron que esto sólo podría ser posible si hubiera algún elemento valorado y que no hubiera sido corroborado o debidamente probado por el juzgador, lo cual, aunque señalaron improbable, también puede ser de criterio.


 

En entrevista concedida a medios locales, la madre de Enrique Capitaine, Jackeline Marín, sostuvo que el amparo concedido protege a su hijo de la decisión que considera que violó sus derechos porque hubo inconsistencias que condujeron a que fuera encarcelado injustamente.

El tema se volvió mediático cuando en marzo de 2016 el padre de la víctima sacó a relucir el caso: exhibió la identidad de su hija y expuso en redes sociales los testimonios de los jóvenes involucrados, lo que hizo que las opiniones de los usuarios de Facebook y Twitter se volcaran de forma dividida para atacar o defender tanto a los Porkys como a la jovencita.

El caso fue tomado por la Fiscalía un año y tres meses después de ocurrido, pero en ese tiempo los involucrados pusieron tierra de por medio. Enrique Capitaine se refugió en Torreón, Coahuila, lugar donde fue ubicado hasta mayo de 2016.

Poco después, Diego Cruz Alonso, otro de los jóvenes señalados, fue ubicado en Madrid, España. Fue puesto a disposición de las autoridades españolas para iniciar la extradición a México y llegó al país el pasado 19 de enero.

Por su parte, Jorge Cotaita Cabrales continúa prófugo y aunque el padre de la joven ha exigido su detención, la policía no cuenta con su rastro.

Un cuarto joven involucrado logró ser exonerado.

 

Nota completa: Presencia

entradas relacionadas