Compartir

* Anthuan Contreras hasta se tomó una selfie cuando era agredido el hijo del hoy gobernador

* Pepe Uribe y Juanelo en el resurgimiento de la AC “Salimos Adelante Coatzacoalcos”

* Después de la burla al senador Yunes Márquez, ¿resurgirá Salim?


 

COATZACOALCOS, VER.- Corta memoria de los panistas, la de José Uribe Pozos y Juan Manuel Rodríguez Caamaño, que hoy acuerpan a Salim Anthuan Contreras Balderas, uno de los priistas que hostigaron y agredieron al senador Fernando Yunes Márquez, el 5 de junio, durante la elección por el gobierno de Veracruz.

Lo acompaña el regidor del PAN, ex diputado federal suplente, José Uribe, y el rector de la Universidad Istmoamericana y ex secretario del ayuntamiento, Juan Manuel Rodríguez, “Juanelo”, en el resurgimiento de la asociación civil “Salimos Adelante Coatzacoalcos”, cuyas iniciales son las mismas que las de su líder, Salim Anthuan Contreras.

Ahí, ufano como es, a las puertas del Mercado Coatzacoalcos, se jactaba el priista de tener de su lado a dos figuras del PAN local. Uribe es regidor y Juanelo aspira a ser candidato a la alcaldía.

Apuesta a la desmemoria de sus adversarios, al agravio al legislador, retenido por horas en su auto por negarse a una revisión, obviamente con la intención de sembrarle evidencia para acusarlo de delito electoral y quizá hasta posesión de drogas.

Al mediodía del domingo 5 de junio, Fernando Yunes Márquez ingresaba a Coatzacoalcos en una lujosa camioneta. Apenas trapuso el puente Calzadas, en el retén policíaco comenzó la odisea que terminó en zafarrancho, su traslado al ex penal de Palma Sola y finalmente a las instalaciones de la Procuraduría General de la República.

Le atribuían una falta de tránsito, pero no lo infraccionaban. Luego pretendieron revisarle el vehículo sin explicar a qué se debía la revisión.

Filtraron a la prensa la versión de que Fernando Yunes llevaba dinero para comprar votos y droga. Intentaron abrirle el vehículo mientras el legislador aducía que nada podían hacer por tener fuero constitucional.

Llegó la Fuerza Civil. Apoyada por Seguridad Pública intentaron bajar en diversas ocasiones al hijo del entonces candidato del PAN-PRD al gobierno de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares. Le abrían la puerta del auto y su equipo de seguridad, tras férreo forcejeo, los repelía.

Ahí se veía a Salim Anthuan Contreras Balderas increpar al senador. Y dejó constancia de su fobia al yunismo. Se tomaba una selfie con el lío a sus espaldas.

Y cuando Fernando Yunes abandonó las instalaciones de la PGR, sus vehículos en medio de una lluvia de piedras y huevos, fue a reír y festejar el escarnio. Presumía ser dirigente de la CNOP del PRI como si el maltrecho cargo sirviera para algo cuando del poder no queda nada.

Hoy lo acuerdan los panistas. Revive su AC Salimos Adelante Coatzacoalcos y recibe el aplauso de dos figuras: el regidor Pepe Uribe y el aspirante a candidato del PAN a la alcaldía, Juanelo Rodríguez.

entradas relacionadas